paseo en góndola

Historia de los paseos en góndola en Venecia

Historia de la góndola

El origen real de la góndola está rodeado de misterio. Italia, Turquía, Grecia y Malta afirman que la góndola se originó en su tierra.

Los historiadores remontan los primeros rumores a 1094, cuando Vitale Faliero, el Dux (gobernante) de Venecia, mencionó un Gondolum en una carta al pueblo. Para evitar una revuelta, "regaló" a la gente embarcaciones parecidas a las góndolas y dijo que ayudarían a facilitar sus desplazamientos dentro de la ciudad.

La primera representación visual de una góndola fue llevada a cabo durante el siglo XIV por los famosos artistas Carpaccio y Bellini en pinturas que se han conservado hasta hoy. Solo a partir de los siglos XV y XVI se construyeron góndolas que se utilizaron para navegar por Venecia. Durante este periodo, las góndolas tenían un aspecto diferente al actual. Utilizadas sobre todo por la clase selecta de la ciudad, las góndolas estaban adornadas con una decoración ostentosa. En el siglo XVI, el gobierno italiano prohibió totalmente el aumento de la extravagancia y ordenó que todas las góndolas privadas se pintaran de negro, una práctica que continúa hasta hoy para mantener la uniformidad.

En el siglo XVII, hacia el final del Renacimiento italiano, unas 9.000 góndolas flotaban por la ciudad, conectando a los ciudadanos del punto A al B. Su diseño se ha optimizado a lo largo de los años para que sirvan mejor como vehículos de pasajeros -o taxis acuáticos, como también se les llama- en una ciudad en la que el agua del mar no fluye alrededor, sino a través de ella. Hoy, casi todas las 400 góndolas de Venecia siguen un diseño uniforme.

Construcción de una góndola

Se tarda unos dos meses en construir una góndola y solo pueden construirla los que dominan el arte y se atienen a un estricto código llamado mariregole. Cada góndola es sorprendentemente similar a la otra. Pesan unos 600 kg y miden unos 11 m de largo. Las embarcaciones están construidas para navegar sin problemas por el estrecho sistema de canales y pasarelas de Venecia. Aunque su fondo es plano, como el de una canoa o un kayak, el parecido termina ahí. Las góndolas son asimétricas, más largas y estrechas.

Curiosamente, cada góndola está hecha de ocho tipos de madera diferentes: olmo, caoba, abedul, roble, tilo, cerezo, nogal y alerce. Cada una de ellas cumple una función diferente para garantizar que la embarcación se mantenga a flote y pueda soportar el máximo peso. Para equilibrar el peso del gondolero, el lado de babor es 9 pulgadas más ancho y más alto que la tabla de la estrella, donde se encuentra. Actuando como contrapeso del gondolero está el ferro, una pieza metálica que se sitúa en la proa de la embarcación. También ayuda a mantener el nivel de la góndola por encima del agua. El único adorno es el risso, un adorno en forma de caballito de mar que se coloca en la popa.

El último aspecto de la góndola es la forcola o el remo que se fija a la popa. Hecha de nogal, la forcola está diseñada con una curva y viene con varios ganchos donde se puede colocar el remo, según la necesidad del gondolero mientras rema. Para evitar que la embarcación gire, el gondolero crea brazadas en forma de "C" o "J" utilizando la forcola como soporte.

historia de los paseos en góndola en venecia
historia de los paseos en góndola en venecia

Los gondoleros

La clave que une todo esto es el gondolero. Los conocemos como los caballeros vestidos con camisas de rayas blancas y negras y pantalones negros, sonrientes cuando se les acerca un turista. Los gondoleros forman parte de una antigua y noble profesión; una comunidad impenetrable. Antes, a partir del siglo XVI, los gondoleros nacían en la profesión. El título se transmitía a través de generaciones de hombres en una familia. Eran más que guías turísticos, los gondoleros eran los guardianes de los secretos y los escándalos de la ciudad.

Hoy en día, para convertirse en gondolero, hay que pasar por la escuela de góndolas, donde se estudia la física del remo, se pone a prueba la fuerza física, se aprende un idioma extranjero y se familiariza con la historia de la ciudad. Después de la formación, los alumnos deben superar una prueba altamente competitiva administrada por el Ente Góndola, realizar unas prácticas y luego superar un examen práctico final. Solo si se superan todas las etapas se obtiene la licencia de gondolero.

Paseos en góndola por Venecia

Venecia: experiencia de paseo en góndola

Cancelación gratuita
Confirmación instantánea
Entradas en el móvil
30 min - 1 h
Más detalles +

Paseo en góndola sin colas + Visita guiada a pie

Confirmación instantánea
Entradas en el móvil
2 h
Más detalles +

Visita guiada a la Basílica de San Marcos con paseo en góndola

Cancelación gratuita
Confirmación instantánea
Entradas en el móvil
2 h
Visita guiada
Más detalles +